Empeño y tesón fueron necesarios a lo largo de varios años de mi experiencia profesional para sistematizar un método de venta ganador .

Sin embargo, durante su construcción, cada vez el método era más sofisticado, detallado, preciso y documentado pero los resultados no iban en consonancia. No sabes muy bien el motivo, pero a veces suena un click en tu cabeza, se apodera de ella una revelación, simple pero demoledora. Reparé en algo extravagantemente sencillo. De nada sirve un buen método si la actitud de los equipos no acompaña, si no creen en él, si no les entusiasma.

A partir de ese momento comencé a fusionar el método más formal con talleres en los que a través del auto-aprendizaje y la autoevaluación, los equipos comenzasen a trabajar aspectos emocionales, cómo enfrentarse al miedo, cómo puedo cambiar las cosas, aceptar la realidad y otras habilidades. El cambio no tardó en hacerse notar. Los comerciales antes aburridos y desconfiados se volvían colaborativos, motivados y satisfechos con su trabajo.

El éxito esta forma de trabajar a lo largo de varias implantaciones en España y Colombia, me impulsó a dar el paso, a crear mi propia consultoría, Método y Emoción para democratizarlo e implantarlo allí donde sea de utilidad para mis clientes.

Siempre con la ilusión de un principiante afronto mi próximo proyecto, porque la metodología MECOCO nunca está terminada, crece con vuestra ayuda, con las personas que cada día confían y avanzan con ella. “

 

David García Cobos.

Director Método y Emoción.